Cómo hacer leche de almendras

La leche de almendras tiene un montón de propiedades como:

* Ayuda en las etapas de crecimiento y adolescencia, para la formación y remodelación del hueso, en mujeres gestantes o durante la lactancia, para la nutrición y remineralización de la madre y el bebé,  en ls tercera edad para prevenir la osteoporosis.

*Para controlar el colesterol y el exceso de triglicéridos, en casos de anemia, gastritis y como regulador del peristaltismo intestinal, en el tratamiento de la diabetes insulino-dependientes tipo I y para el tipo II (insulino no dependientes)

*La leche de almendras al ser muy pobre en Sodio y rica en Potasio es muy adecuada para casos donde hay pérdida de Potasio: diarreas, vómitos, tratamientos con diuréticos que eliminan potasio. Y para casos donde el Sodio sea un problema: hipertensión arterial o bien en enfermedades donde se produce un aumento de líquido extracelular (edema) como cardiopatías, afecciones renales y cirrosis hepática. 

*Cómo simple substituto de la leche de vaca y de soja.

Así pues, vamos a hacer nuestra propia leche de almendras siguiendo los siguientes pasos:

Ingedientes: 1 taza de almendras peladas por un litro de agua a ser posible de manantial o mineral.

1. Remojar las almendras en agua por unas 8 horas.

2. Una vez remojadas, cuélalas.

3. Tritúralas en un “mini pimer” con el litro agua
(mejor ir agregando el agua de a poco).

4. La mezcla obtenida lo pasas por un colador, o una bolsa de tela bien fina (algodón, lino o nylon ).

5. Estrújala, ordeña hasta la última gota.

6. Ya tienes una leche de almendras lista para tomar y por otro lado la pulpa para realizar otras recetas.

Nota:

-Se pueden endulzar con dátiles, estevia, sirope de agave, miel de abeja,  etc. y condimentar con canela, anís, cacao o lo que más te apetezca.

-Con la pulpa puedes hacer un paté, un dulce, galletas, pan o puedes deshidratarla y hacer harina.

Estas leches no se conservan más de 48 horas en el enfriador, siendo lo ideal consumirlas dentro de las primeras 24 horas.

También puedes usar el mismo procedimiento para hacer leches diferentes como:

-alpiste (6 cucharadas en remojo durante 6 a 8 hrs.).
-1 taza de semillas de sésamo
-1 taza semillas de girasol
-1 taza calabaza
-1 taza nueces
-1 taza trigo
-1 taza avena
-1 taza coco
-1 taza avellanas, etc.

Y a disfrutar!

Share on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *